Sony teme que usuarios de Call of Duty se vayan a Xbox


La compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft aún no se termina de concretar. Mientras las autoridades competentes revisan el acuerdo que materializa la transacción, Xbox y Sony mantiene una lucha por Call of Duty, una de las IP más importantes de esta operación multimillonaria.

El shooter táctico es la joya de la corona y ambas compañías han fijado posición con respecto al futuro de la saga, que podría pasar a ser exclusiva del estudio norteamericano si así lo deciden sus próximos dueños.

Sony ha reiterado en varias oportunidades su disconformidad con la compra de Activision Blizzard. De hecho, la firma japonesa teme que todos los usuarios abandonen PlayStation y se vayan a Xbox para poder disfrutar de beneficios y mejoras especiales de Call of Duty.

Durante la jornada de este miércoles, la compañía nipona fijó nuevamente postura ante este tema. Tal y como señalaron, consideran que independientemente de si Microsoft está pensando o no en la exclusividad de la franquicia, podría ofrecer material especial y características exclusivas para los usuarios que se hagan con la consola.

«Incluso si los juegos de Call of Duty permanecieran disponibles en PlayStation después de la fusión, la entidad fusionada aún podría realizar una exclusión parcial aumentando las diferencias entre las versiones de Call of Duty disponibles en Xbox y en PlayStation», manifestaron.

Xbox responde y crítica la postura de Sony sobre futuro de Call of Duty

Desde Xbox criticaron fuertemente la postura de Sony ante la inminente compra de Activision. Según el estudio norteamericano, los responsables de PlayStation exageran por poner tantas objeciones a la operación que posibilita la fusión de estas dos empresas.

En en este sentido, Microsoft asegura que la compañía japonesa no se verá afectada por la materialización de la compra y recalcaron, una vez más, que de momento no se existen planes de volver Call of Duty en un videojuego exclusivo de Xbox.

“Sony no es vulnerable a una hipotética estrategia de exclusión, y la decisión de remisión se basa incorrectamente en declaraciones autocomplacientes de Sony que exageran significativamente la importancia de Call of Duty para ella y no tienen en cuenta la clara capacidad de Sony para responder competitivamente. Aunque Sony no vea con buenos ojos el aumento de la competencia, tiene la capacidad de adaptarse y competir. En última instancia, los jugadores se beneficiarán de esta mayor competencia y elección», apuntaron.

¿Qué te parece?


Publicado: octubre 12, 2022


#TAG


COMPARTE ESTE POST

DESTACADOS