URBAN CHAOS: UNA JOYA OLVIDADA Y ADELANTADA A SU ÉPOCA/ #OPINIÓNVXE POR SEBASTIÁN ARENALDI


Urban Chaos: Unidad Antidisturbios

La PlayStation 2 posee, sin lugar a dudas, uno de los catálogos de juegos más impresionantes que ha tenido cualquier consola en la historia. Por lo mismo, ante la gran cantidad de competencia, hay muchos títulos que salieron para esta plataforma y que fueron realmente buenos, pero que por distintos motivos fueron dejados en el olvido.

Es por esta razón que hoy les escribiré sobre “Urban Chaos: Riot Response”, conocido en España y Latinoamérica como “Urban Chaos: Unidad Antidisturbios”, el cual fue lanzado el 19 de mayo de 2006 para la PS2 y para la XBOX.

Este videojuego es especial porque, para empezar, significó el debut de Rocksteady Studios, la misma empresa que años más tarde se encargó del desarrollo de los distintos juegos de la saga de “Batman Arkham” y de “Suicide Squad”.

En el título encarnas a Nick Mason, un miembro avanzado del grupo antiterrorista “T-Zero”. Tu misión es proteger a la ciudad de los “Burners”, quienes infunden temor dentro de la población y que están totalmente desatados ante la mirada atónita de la ciudadanía.

Así es como deberás abrirte paso en distintas zonas o edificaciones repletas de enemigos dispuestos a matarte con sus machetes y cócteles molotov, hasta llegar a líder de la misión. Su jugabilidad es sencilla pero satisfactoria. El juego no pretende ser más de lo que realmente es y eso se agradece.

Generalmente tienes que cumplir con ciertos objetivos como reducir a una cantidad de rivales con la pistola paralizante y matar a otro número de enemigos con tiros en la cabeza (que por cierto, son muy gratificantes porque se activa una cámara lenta que le da aún más espectacularidad).

Uno de sus atractivos más fuertes es que, en ciertas ocasiones, el videojuego es demasiado gráfico y violento, resultando en situaciones que son considerablemente absurdas pero entretenidas de ver.

Mientras más destroces al terrorista que tengas delante, más divertido se vuelve el juego y los tiroteos. Aun así, mantiene una coherencia gráfica de principio a fin, por lo que no se ve raro ni chocante ver a un enemigo volar frente a tus ojos por un disparo acertado en su frente.

La temática puede ser considerada un poco básica y hasta repetitiva, ya que la historia se basa en que el alcalde de la ciudad trae a “T-Zero” para poner orden ante la gran cantidad de disturbios y terrorismo que hay últimamente. Tanto los medios como la gente ven nuestra llegada como una maniobra política de parte del edil, más que una forma efectiva de poner fin al caos.

Luego de cada informe de la reportera del Canal 7 que nos cuenta lo que está sucediendo, Nick Mason deberá ponerse manos a la obra y salvar rehenes, rescatar civiles de incendios, ayudar a tus compañeros de situaciones peligrosas y asesinar o capturar a los criminales.

La cantidad de armas disponibles es bastante amplia, sin embargo hay 3 que son “las principales”: un teaser eléctrico que permite inmovilizar enemigos sin matarlos (o esa es su intención), un escudo antidisturbios que te protegerá de todo lo que necesites y una pistola por supuesto para que acabes con tus enemigos.

Una mecánica interesante que tiene este título, es que durante las misiones te acompaña un bombero al que puedes darle órdenes, como que apague el fuego en ciertos lugares o que rompa las puertas atascadas para poder pasar. También hay un médico que te proporcionará botiquines cuando estés con vida muy baja. Esto crea cierta camaradería entre tú y los demás agentes públicos que hacen su propio trabajo… No eres solo tú el que está arriesgando su vida por el bienestar de la gente.

Algo que me gusta mucho es que, dentro de lo genéricos y repetitivos que son los terroristas, estos reaccionan al hecho de que acabes con uno de ellos. Puedes ver cómo se preocupan por sus camaradas y se enfurecen cuando matas a uno de ellos. Esto es algo pequeño y puede pasar inadvertido, pero es genial ver cómo estas personas pueden expresar alguna pizca de sentimiento aunque sea por unos segundos.

Nick Mason asesinando a un miembro de los «Burners» sin misericordia

Su motor gráfico cumple y sus físicas son bastante buenas, sorprendentes para la época, ya que cada disparo que acertabas se notaba de manera evidente en los rivales. Esto puede ser tomado como algo banal, pero poniendo al título en el contexto en el que salió, es francamente impresionante e incluso mejor que varios juegos que salen a día de hoy.

En cuanto a las misiones, estas tienen una duración aceptable y el juego dura lo que tiene que durar… Como dicen por ahí: de lo bueno, poco.

La canción principal, desde el comienzo, te da la bienvenida a una sinfonía de balazos, muerte y destrucción pero desde una perspectiva en la que nosotros somos los verdaderos amos.

Desde el primer segundo que escuchas ese espectacular riff principal, automáticamente te sientes como el protagonista: un tipo cool que está más que dispuesto a reventar cabezas al que sea que se ponga en su camino. Algo así como Clint Eastwood… aunque quizás eso tenga relación a que en parte suena como una canción de película western.

El juego es una verdadera joya que, al no tener una secuela o remasterización, se ha ido quedando en el profundo olvido, aun cuando no lo merece porque es un auténtico juegazo.

Espero que si conocías a este juego, este pequeño review/columna de opinión te haya traído buenos recuerdos. Por otra parte, si no lo jugaste nunca, te recomiendo encarecidamente que lo pruebes porque incluso en pleno 2022 es un título completamente disfrutable.

MI NOTA: 8/10


Publicado: agosto 5, 2022


#TAG


COMPARTE ESTE POST

DESTACADOS