El creador de PUBG asegura que el futuro de su juego son los esports


Cuando Brendan «PlayerUnknown» Greene se subió al escenario en la PUBG Global Invitational en Berlín, la experiencia fue avasallante. A eso había llegado su creación, a una arena gigante donde equipos de todo el mundo se jugaban dinero y su honor, con cientos de miles de personas mirando desde casa.

«Estaba al borde del llanto», decía Greene. «Quería convertirlo en deporte electrónico, que se jugara en un estadio, y que millones lo vieran alrededor del mundo. Nunca imaginé que iba a lograr algo así«. Lamentablemente, las cosas empezaron a fallar.

Con la salida de Fortnite y Apex Legends, PUBG pasó a un segundo plano entre los títulos del género battle royale. Su tempo más lento ya no fue atractivo para una generación de jóvenes y casi adultos que quieren todo rápido y de inmediato. Al menos, eso quieren por ahora.

Mientras PUBG continúa creciendo en edad, su escena competitiva madura lentamente, aunque el año pasado tuvo grandes momentos. Además de la final en Berlín, múltiples ligas fueron establecidas alrededor del mundo. De acuerdo a Greene, la escena competitiva es una parte integral del juego en términos de futuro a largo plazo.

«No estamos pensando el juego en cuestión de meses, lo estamos planificando a 5 o 10 años», cuenta el creador. «Específicamente con los esports. Los esports toman años en asentarse de forma correcta, y al no haber una fórmula correcta, es cuestión de prueba, error y consistencia para permitirle crecer».

Lo cierto es que los géneros de videojuegos se mueven por ciclos y ahora es el turno de los battle royale, como antes fue de los MOBA. Tarde o temprano, todo vuelve.


Publicado: marzo 28, 2019


#TAG


COMPARTE ESTE POST

DESTACADOS